30 ago. 2007

Mostros, malos malísimos y...un conejo

Estos tres bichos raros los dibujé el otro día y les dí color con unos lápices y unos rotuladores. Se me estaba ocurriendo hacer un pequeño cuento para niños con ellos, pero por ahora no se dejan...



En portada: Sudamérika!!!

Este dibujo lo hice en el avión de vuelta, después de haber leído Suda-Mery-K, unos cómics de autores sudamericanos con mucha fuerza. Me pareció que si hubiera hecho una historieta de nuestro viaje, esta podría ser la portada. Incluso pense en ponerle un título y todo (aunque no existiera el cómic, que existiera la portada), pero ninguno me convenció. Lo mejor sería ponerle "Cholita´s Revenge", o "El lado salvaje de cholita"...nooo, es broma ;)
Bueno pasen y vean y comenten, comenten lo que quieran. Asi es como yo ví una pequeña parte de Latinoamérica, la que me dió tiempo a recorrer.


Decorando el Locomotion

El Locomotion es el mejor hostal al que puedes llegar a parar en Córdoba (interior de Argentina). Al cruzar la puerta pasas a formar parte de esta gran familia. Te encontrarás con Martín, que te ofrecerá un café (para que continue la leyenda) mientras te explica todos los lugares que puedes visitar. Después - con unos mates de por medio- Tato te contará todo lo que puedes hacer para disfrutar de la noche cordobesa: rock, electrónica, jazz, lo que se te ocurra...y Gabi, si te descuidas, te monta un concierto alli mismo. Y más tarde llegará Bruno, el respetable jefe, que quizás te invite a unas yerbas (es que los argentinos tienen muchas yerbas...) e incluso a pintar las paredes del hostal!!





Plata en el vientre de la Pachamama

Potosí es una ciudad preciosa, un desgastado reflejo de su pasado rico y poderoso. Quizás es su amarga historia la que la hace aun más honda e interesante. Hace siglos que la ciudad vive de la minería; desde que llegaron los españoles y el indio Diego Huallpa descubrió la plata del Cerro Rico (el Sumaj Orkho). Entonces comenzó la esclavitud y la montaña quedó hueca, como el corazón de los conquistadores. Hoy, cinco siglos después, el cerro sigue produciendo estaño y los mineros siguen haciendo ofrendas "al Tío" para apaciguar su colera mientras trabajan en las entrañas de la tierra: unas guirnaldas, unos cigarrillos, hojas de coca...


Los andinos: quechuas y aymaras

Yerko es un chaval de 13 años que vende cds y dvds piratas en la Paz. Le encanta dibujar, asi que un dia nos pusimos los dos a garabatear y a retratar cholitas que cruzaban por el mercadito. Nosotros tuvimos que continuar nuestro viaje pero al cabo de dos semanas volvimos a la paz y lo buscamos. Seguía en su parada de siempre: 8 bolivianos un cd, 12 bolivianos dos cds. Gabri y yo le regalamos unos colores y unos lápices para que siguiera dibujando, porque lo hacía muy bien.Nos presentó a su hermano pequeño, Javicho, al que intenté dibujar, pero no paraba de moverse y esto es lo que salió (izquierda). A la derecha esta Rodrigo, uno de nuestros compañeros de juegos en un bar de Potosí dónde fuimos a comer.



Francisca vendía naranjas, limones y maní en la terminal de La Quiaca. El frío y el trabajo habían quedado grabados en sus manos y en su rostro, pero cuando sonreia se disipaba el tiempo y solo quedaban unos ojos oscuros y vivos...¡¡y un ataque de vergüenza que le entró y a mitad retrato se piró por donde había venido!!. Mario HH (Cuzco) era todo un caballero. Me paró en medio de la calle, mientras dibujaba, y me pidió un retrato. Me dijo que me pagaría unas monedas y todo, pero tenía que ser rápido. Esto es lo que le regalé, pero en ese momento no le acepté el dinero, quizás en el proximo viaje...depende de lo tirao que esté... ;)


29 ago. 2007

Cuzco

Cuzco (Perú) es una ciudad muy turística pero muy bonita, también me hubiera quedado una temporada para recorrer el valle sagrado tranquilamente, lleno de ruinas incas...


Pequeños apuntes

Apuntes rápidos con rotus o lápiz, cholos, cholitas,máscaras incas, algun niño, tengo que dibujar mas rápido!!






mochiler@s

Aqui hay algunos retratos de compañeras de viaje y otros mochileros que nos fuimos encontrando a lo largo del camino